viernes, 20 de mayo de 2011

Excelente actuación de Tomás de Perrate, en los "Jueves Flamencos"

Cuando Tomás, el hijo de Perrate en las balconadas del cielo, tomó asiento, el ascua de los estilos le aguardaba como demandando más fuego, lo que justifica que alcanzara el ideal cantaor por soleá, bajara bastante de tono en la malagueña o le faltara coronar la seguiriya, en la que sí llegó, en cambio, a esa cota de consistencia en la que el público siente que el nivel de deseo del intérprete es parejo al nivel de construcción de significaciones históricas de los estilos escuchados.

No obstante, Tomás no se cortó un pelo y también hizo música visión, ya que cuanto recuperaba en el aire del cuplé lo incorporaba a su repertorio y lo compartía con el espectador que disfrutaba con su estética canora mientras el utrerano abordaba las melodías sin aire pero como si se tratara de un viaje de ida y vuelta, de comunión y comunicación.

Criticas:
http://www.elmundo.es/...
http://www.diariodesevilla.es/...
http://www.diariodesevilla.es/article/ocio/...

No hay comentarios:

Publicar un comentario